170831 internet-connectivity

La voz del experto: Jordi Gay

“Hace falta talante orientado al cliente, alta disponibilidad y capacidad resolutiva”

Hablamos con Jordi Gaysupervisor del departamento técnico del CCIB. Como responsable de IT, su equipo se encarga de la gestión y control de los sistemas informáticos y de comunicaciones. También del desarrollo de las capacidades del centro para dar más y mejores soluciones tecnológicas a los clientes. Si hablamos de microinformática, servidores, redes de ordenadores, conectividad, internet, WiFi, sistemas de control, comunicaciones, videoconferencia o telefonía… este es nuestro hombre.

¿Qué aspecto de tu trabajo te gusta más? ¿Desde cuándo te dedicas al sector MICE? ¿Qué aptitudes específicas crees que son necesarias en comparación con otros ámbitos laborales?

Sin duda, lo más interesante es trabajar en los eventos que supongan un reto a nivel tecnológico. Buscar la mejor solución, que se adapte a las necesidades del cliente, puede suponer todo un viaje. Ya hace más de 10 años que me dedico a este sector y los eventos de carácter tecnológico acostumbran a ser los más exigentes en lo que se refiere a requerimientos de IT. Para dedicarse a este sector hace falta tener un talante muy orientado al cliente, una alta disponibilidad y una gran capacidad resolutiva ante las dificultades que puedan surgir.

Con una afluencia de personas de diferentes partes del mundo, a menudo con un perfil de alta capacitación tecnológica, es difícil ofrecer un estándar de calidad lo más elevado posible. ¿Qué aspectos son más sensibles: velocidad o posibles cortes de red, seguridad, renovación periódica de los equipos…?

Hay muchos aspectos sensibles en una gran infraestructura, ya que cada uno de los elementos que la forman puede acabar teniendo incidencia sobre el resto. Así que hay que tratar con cuidado todas las piezas que componen el total. Por eso, se hacen renovaciones periódicas de los equipos y actualizaciones de los sistemas. Hay un par de parámetros que tienen especial incidencia en los clientes: la velocidad y los cortes de red. Si la velocidad es baja, el efecto puede llegar a ser muy molesto para los asistentes, pero si hay cortes de conectividad, entonces estamos delante de un escenario totalmente inaceptable. Para evitarlo, la monitorización de todos los elementos es básica. De esta manera se pueden diagnosticar y prevenir posibles problemas antes de que pasen, garantizando así el mejor servicio a los clientes. Mantener un estándar de calidad lo más alto posible es parte de nuestra tarea y hacemos todo lo que esté en nuestras manos para que nuestros clientes tengan la mejor experiencia que le podamos dar. Eso no sería factible sin combinar el factor humano y técnico a partes iguales. La tecnología es importante, pero la parte humana del servicio prestado es lo que acaba de darle valor. Si ambas cosas se combinan a un alto nivel, el resultado no puede traer sorpresas.

¿Hay algún evento que, por su complejidad o nivel de exigencia del cliente, destaque entre el resto en el CCIB? ¿Cuál es el mayor reto que habéis afrontado desde vuestro departamento?

Afortunadamente, contamos con muchos clientes exigentes, pero si tuviéramos que destacar alguno sería claramente del sector tecnológico. Desde nuestro departamento, estos son los que nos presentan mayores retos. Acostumbran a tener unos requerimientos muy específicos que hay que cubrir y, para hacerlo, es necesario buscar soluciones que se adapten correctamente. El nivel de exigencia también suele ser muy alto y el equipo técnico que tiene que dar el servicio tiene que estar a la altura.

¿Qué 3 puntos fuertes destacarías del CCIB en general?

Uno de ellos es la flexibilidad. Nuestro personal tiene la capacidad de adaptarse y dar respuesta rápidamente a las solicitudes de los clientes. Otro punto fuerte serían las instalaciones. Los diferentes espacios (tipología y dimensiones) se pueden adaptar a las necesidades del cliente, ofreciendo un gran abanico de usos. Y, finalmente, destacaría la constante mejora. Tanto el centro como el personal están en constante evolución, de manera que los servicios ofrecidos por el centro sean mejores día tras día.

¿Qué ventaja supone el hecho de trabajar en la órbita de una multinacional como GL Events?

GL Events es una reconocida empresa del sector y, solo por ese hecho, formar parte de ella ya representa una muy buena carta de presentación. Una de las principales ventajas es que no solo conocemos el CCIB, sino que tenemos la posibilidad de ver otros centros que forman parte del grupo desde todos los puntos de vista. Es muy interesante poder visitar centros como el de Lyon o el de Bruselas. Poder intercambiar puntos de vista y experiencias con personas que tienen la misma función, pero en un centro de otro país, permite ver detalles y opciones que te mueven a explorar nuevas alternativas y servicios.

¿Cuáles han sido las últimas inversiones que ha afrontado el CCIB en tecnología? ¿Y cuáles son las próximas intervenciones previstas?

Las últimas inversiones en tecnología han incluido la renovación de los firewalls principales del centro, junto con la diversificación del acceso a internet a través de diferentes operadores de forma transparente. El nuevo sistema permite tener diferentes operadores de acceso a internet para que, en caso de caída de alguno de ellos, el segundo operador tome el relevo de forma totalmente automática. Esta redundancia de operador sirve tanto para el tránsito de salida como de entrada, ofreciendo así una mejor fiabilidad, disponibilidad y servicio. Próximamente, están previstas la ampliación del sistema de WiFi (con un despliegue de IEEE 802.11ac), la mejora del sistema de megafonía y la renovación de los servidores.

¿Cómo ha evolucionado el mundo de los centros de convenciones desde tu punto de vista en la última década? ¿En qué ha afectado a tus competencias en tecnología?

Desde el punto de vista de IT, una de las cosas que han evolucionado más es la necesidad de WiFi para los eventos. Este servicio se ha convertido en uno de los más importantes para los eventos, ya que todos los participantes esperan tener conectividad a internet sin cables cuando asisten a un congreso o convención. La gran demanda y el aumento de dispositivos a conectar han hecho que tuviéramos que desarrollar las habilidades necesarias con el fin de ofrecer este tipo de servicio: conectividad WiFi en un escenario de alta densidad de usuarios. Tener salas con centenares o miles de personas que se quieren conectar a internet simultáneamente utilizando sus dispositivos móviles (teléfono y tablet), se ha vuelto habitual y el centro tiene que ser capaz de responder a esa necesidad. Por todo eso, los sistemas que dan cobertura se han actualizado y ajustado para proveer el servicio en las mejores condiciones posibles. Los equipos humanos también han tenido que especializarse en este campo para dar respuesta a la demanda.

En los últimos años, el móvil y las redes sociales se han convertido en protagonistas y acaparan todas las miradas, también en los servicios para la organización de eventos. ¿Algún comentario al respecto?

Las redes sociales y su uso a través del móvil o tablet, son el primer escaparate donde la gente puede dejar sus opiniones. Es fácil, accesible y rápido, así que fomentamos que se utilicen. Por tanto, se han convertido en un punto de información a tener en cuenta para ver si un evento ha sido un éxito. Es importante seguir cualquier información que pueda aparecer publicada en ellas referente al evento o al centro. De esta manera, se puede hacer un mejor seguimiento de cómo ha ido el evento y se pueden localizar puntos a mejorar y posibles acciones a realizar.

 

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail


No hay comentarios

Añadir más